Fundación USA, Lic Cruz Santana Presidente de la fundación USA, María Cruz Vice-presidente de la Fundación USA  realizó un reconocimiento al Congresista de los Estado Unidos Charles Rangel, por sus aportes a la comunidad dominicana en Nueva York y por estrechar la relación entre República Dominicana con los Estados Unidos.

 

listo para la ·”Gran Gala Marina” de la Fundación Usa de Ayuda Humanitaria, que se celebrará el próximo tres de septiembre; sin embargo los organizadores del evento les recuerdan a sus colaboradores que deben adquirir las entradas con tiempo para evitar recargos si las compran en taquilla la noche de la actividad.

De acuerdo a los detalles aportados por el licenciado Cruz Santana, uno de los organizadores del evento y ejecutivo de la Fundación de Ayuda Humanitaria USA, en el programa para esa noche, figura un sencillo homenaje a Armando Galiz Meléndez, “un hombre que invirtió tiempo y esfuerzo para consolidar la fundación y hacer del organismo un ente activo en la sociedad dominicana”, señaló el entrevistado

Galiz Meléndez, nativo de la Habana, Cuba, residió durante muchos años en la cciudad de Union City, Nueva Jersey, donde existe una enorme comunidad de cubanos. “El se involucró en las actividades de la Fundación por más de diez años y durante esa década trabajo para obtener diversas ayudas para los dominicanos que habitan en zonas afectadas por diversas necesidades”, declaró Santana.

“Meléndez, lamentablemente falleció hace tres años en Union City, Nueva Jesey y sus compañeros de la fundación desean rendirle un homenaje durante la cena de gala que se realizará el tres de septiembre, en un crucero alrededor de la Isla de Manhattan”, apuntó la fuente.

Agregó Cruz Santana, que la Fundación le ha prestado mucho apoyo a la educación y a la salud de los dominicanos residentes en el campo y mencionó como ejemplo una serie de actividades odontológicas en las que participaron especialistas residentes en Estados Unidos y algunos de sus colegas de Republica Dominicana.

En cuanto a la educación, apuntó que recientemente la fundación había donado un autobús para una escuela ubicada en los suburbios de San Pedro de Macorís.

El crucero, denominado BOATRIDE, zarpará de la Marina de Skyport, en Mahattan, a las ocho de la noche. Los boletos tienen un costo de 50 dólares por adelantado y 60 en las taquillas si las adquiere la noche del evento. Si desean más información o comprar los tickets por teléfono, pueden comunicarse con el número: 212-426-7405. Recuerden la fecha, 3 de septiembre del presente año.

El verano término en Nueva York de manera espectacular, con una fiesta que reunió a un grupo de personalidades de diversos sectores, para brindarle un merecido homenaje a quienes trabajan para la comunidad.

El agasajo estuvo patrocinado por varias organizaciones públicas y privadas, entre estas la FUNDACION INTERNACIONAL HUMANITARIA USA, Taino Tower, las emisoras online La Voz de América, que trasmitió en vivo el evento, Teleamérica.us; el diario el Mejorcamino.com y loultimodigital.com.

La espectacular celebración se realizó a bordo del buque de paseo, “Harbor Lights” que navegó alrededor de la isla de Manhattan mientras los invitados disfrutaron de música en Vivo con la Necue Band y las mezclas del DJ “Polanco”.

Durante el paseo, la Fundación Internacional Humanitaria, representada por el licenciado Cruz Santana, hizo entrega de placas de reconocimiento a un grupo de invitados especiales, entre ellos María Cruz, dirigente comunitaria con más de 20 años trabajando con los vecinos del 

Alto Manhattan, Iris Aponte que brindo un sólido apoyo a los organizadores del festejo y a otros dirigentes vinculados a la comunidad neoyorquina.

La fiesta marina se llevó a efecto el pasado tres de 3 de septiembre, comenzando alrededor de las siete de la noche a bordo de un crucero, arriba mencionado. fletado por la organización “Fundación Internacional Humanitaria USA”,

La nave zarpo exactamente a las 7 de la noche del muelle de la marina de Eskyport, ubicado en el 2430 del FDR Drive RD en el East Side, en Manhattan.

Por: Enrique Garcia